Seguros de Alquiler – Fiscalidad

Seguro de Alquileres – Consideración como gasto en el I.R.P.F. e Impuesto de Sociedades

\r\nEl vigente reglamento del I.R.P.F. establece:\r\n\r\nSe consideran rendimientos íntegros del capital inmobiliario los derivados del arrendamiento de inmuebles rústicos y urbanos, así como los rendimientos derivados dela constitución o cesión de derechos o facultad de uso o disfrute sobre inmuebles rústicos o urbanos.\r\n\r\nSe computará como rendimiento íntegro el importe que por todos los conceptos se reciba del adquirente, cesionario, arrendatario o subarrendatario, incluido en su caso, el correspondiente a todos aquellos bienes cedidos con el inmueble y excluido el IVA o, en su caso, el IGIC.\r\n\r\n¿Cómo se determina el rendimiento neto del capital inmobiliario?\r\n\r\nEl rendimiento neto será el resultado de restar a los rendimientos íntegros del capital inmobiliario los gastos fiscalmente deducibles.\r\n\r\n¿Qué gastos son deducibles de los alquileres?\r\n\r\nLos gastos que pueden restarse de los ingresos íntegros para determinar el rendimiento neto son los necesarios para la obtención de aquellos, incluida la amortización de los inmuebles, pero con la limitación del importe de los rendimientos íntegros, ya que el rendimiento neto no puede ser negativo. Por lo tanto, cualquier gasto que pueda acreditarse como necesario para la obtención de los rendimientos, debe considerarse deducible de los ingresos obtenidos.\r\n\r\nLógicamente, y en consonancia con lo anterior, resulta plenamente deducible el gasto satisfecho por las primas de seguros que garanticen el inmueble que genera el rendimiento o renta tributable (el alquiler)  y que resulta además necesarios para poder obtener dicho alquiler.\r\n\r\nNo son deducibles en ningún caso aquellos que no estén directamente relacionados con los ingresos y que sean necesarios para la obtención de los alquileres, como por ejemplo:\r\n\r\nLos de alquiler de una vivienda por el arrendador para estar más cerca de su lugar de trabajo\r\n\r\nEsta misma deduciblidad es aplicable por tanto a todo tipo de inmuebles arrendados, incluyendo una vivienda o un local comercial.\r\n\r\nEn el caso del tratamiento del seguro de alquiler en el Impuesto sobre Sociedades sigue para las sociedades mercantiles un tratamiento análogo al considerado en el I.R.P.F.\r\n\r\nseguro-alquiler-impuestos\r\n